News

Nuevas tecnologías en el area de almacenamiento, desde el «archivo» hasta las etiquetas RFID

Autor Ciel Antunes de Oliveira Filho. Administrador de Empresas y Profesor del Área de Logística.

Recuerdo perfectamente cuando comencé a trabajar en el Área de Logística, allá por la década de los 80, como controlador de inventarios en una gran empresa textil de nuestra región. En ese momento, la Compañía había abandonado recientemente el uso de tokens para controlar las existencias e implementó un sistema computarizado para este trabajo.

Muchos dudaron de la novedad y durante algún tiempo mantuvieron los formularios con el registro de las entradas y salidas de materiales para asegurarse de que el sistema funcionaba.

Desde entonces ha cambiado mucho, por ejemplo, las descripciones de los productos fueron reemplazadas por códigos numéricos que generaban códigos de barras, un gran avance en ese momento. Luego vinieron los escáneres ópticos donde los ojos del operador fueron reemplazados por escáneres potentes sin errores. La evolución en esta área no se ha detenido.

Actualmente, con el increíble crecimiento de las tiendas minoristas, físicas o virtuales, las cadenas de suministro necesitaban invertir mucho en nuevas tecnologías para permitir la seguridad y la velocidad en el cumplimiento de los pedidos. La presión de los clientes por mejores servicios ha hecho que Business Logistics dé un gran salto en calidad con tecnología de punta.

Surgieron los EPC (Electronic Product Codes), como el uso cada vez mayor de la tecnología de identificación por radiofrecuencia, etiquetas RFID, es decir, etiquetas con dispositivos de chip de silicio con una antena de radio que permite la comunicación a distancia entre el sistema operativo y las existencias, y así mejorar la gestión de información sobre la cantidad de existencias, así como la ubicación del artículo en el almacén.

La información contenida en este chip puede identificar una caja, producto, palet, lugar de almacenamiento y así permitir una gestión rápida y segura del stock. Cada vez son más las empresas que se adhieren a este dispositivo que ha llegado para quedarse con grandes perspectivas de futuro en la integración en la Industria 4.0, en el internet de las cosas y en la inteligencia artificial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.